MITOS Y ERRORES DE LOS ENTRENAMIENTOS PARA PESCA SUBMARINA

Artículo de opinión sobre los entrenamientos para pesca submarina. Mitos y errores. Lo que nos podemos esperar.

0

MITOS Y ERRORES EN LOS ENTRENAMIENTOS DE PESCA SUBMARINA

Este es un tema que sale muy a menudo en la pesca submarina, sobre todo gente que está empezando o que no tiene una gran experiencia: ¿Cómo puedo aguantar más?

Ya hemos subido un artículo al respecto que podeis ver aquí, pero hoy vamos a dar, por supuesto según nuestra opinión, unos consejos. De forma escueta y sin entrar en profundidad.

La pesca submarina, como todo deporte, necesita entrenamiento. Entrenamiento específico. ¿Y cuál es el entrenamiento para la pesca submarina? Pues hacer pesca submarina. Cuantos más días de pesca, mejor. Además no sólo mejoraremos nuestra apnea, si no también técnica. De nada vale tener una muy buena apnea en seco, o en piscina, si después las condiciones van a cambiar radicalmente. Corrientes, olas, agua sucia, frío, el traje… Lo habitual es que una persona con muy buena apnea en piscina, si no está acostumbrado al mar, en condiciones un poco difíciles, cambie radicalmente. O cuantas veces escuchamos eso de “en casa tengo mucha apnea pero en el agua no llego al minuto”

Por supuesto una buena apnea y entrenarla ayudará. Pero esto es una vez que tenemos una base, una base buena, buscando ir un poco más allá. No pretender empezar con esto.

Alimentación. No hay dietas mágicas ni cosas por el estilo. Como para cualquier deporte, debemos tener una alimentación sana, equilibrada y un poco acorde al deporte que vamos a hacer. No podemos pretender alimentarnos a base de pizzas, hamburguesas, comida rápida y demás y después estar en plena forma. Por supuesto hay ciertas cosas que debemos evitar, antes de ir al agua (los conocidos lácteos, irritantes como el café, cítricos…) Pero esto es un tema mucho más extenso que abordaremos en otros artículos. La idea es que como cualquier deporte, debemos cuidar nuestra alimentación y estilo de vida.

Entrenamiento aeróbico. Es necesaria una base de entrenamiento aeróbico. Estar en buena forma. Imposible pretender pasarnos toda la semana trabajando sentados, sin mucha actividad y que llegue el día bueno de mar y estar en forma. Ni en la pescasub, ni corriendo, ni jugando al futbol ni ningún deporte. Por eso de nada valdrán entrenamientos en seco, tablas… si nuestra forma física general no es buena. Es tan sencillo como pensar en que nuestra apnea se reducirá drásticamente con las pulsaciones altas, cansancio… Y si no estamos en forma, el simple hecho de ir al agua y empezar a nadar ya hará que se nos disparen las pulsaciones. Por lo tanto, volvemos de nuevo a estar un poco en forma. Bicicleta, running, elíptica… Lo que mejor nos vaya a cada uno. No se trata de estar en plan “competición” si no de tener una base aeróbica.

No buscar un nivel al que no podemos aspirar. Es habitual encontrarse gente que después de ver vídeos en internet de grandes pescadores quieren hacer lo mismo. O leer cosas en internet (de mucha gente que no tiene idea o que simplemente quiere llamar la atención) y pensar que es verdad. Muchos de los vídeos que hay son de profesionales. Gente que va al agua 4-5 veces por semana y muchas horas cada día. Y lleva haciéndolo años. No pretendamos ser algo que no podemos ser. Porque además ahí ya entran condiciones físicas de cada uno. Por decirlo de alguna forma, no pretendamos medir 1,60m y ser pivot en baloncesto… Hay gente que por condiciones naturales tienen mayor facilidad para según qué deportes. Y en la pesca submarina hay gente más dotada para apneas largas, otros para pesca a ritmo…

Experiencia. La experiencia es necesaria, tanto o más que el entrenamiento o la capacidad física. Conocer el cuerpo, las situaciones, las señales que nos da. Porque si no, aun teniendo mucha capacidad física para aguantar la respiración, en según qué condiciones no sabremos cuando estamos llegando al límite. Y esto únicamente llega con la experiencia.

Entrenamiento. Por supuesto es necesario y ayuda, según los objetivos. Tablas, entrenamiento en piscina… Desde luego no va a hacernos ningún mal. Pero tener claro que sin horas en el mar, no va a valer casi de nada. Es un complemento y jamás puede ser considerado como un sustituto. Y mucho menos en un deporte en el que lo más importante es la técnica, saber pescar. Si no ya está la apnea, en la que se trata de condiciones físicas y mentales puras y duras. Aguantar y bajar, eliminando la pesca.

Técnica. La pesca submarina consiste en capturar peces. De la mejor calidad y tamaño posible. Esto se consigue únicamente con técnica y experiencia. La que nos hace saber dónde puede estar el pez. La que nos permite capturar piezas donde otros no las han visto o creen que ni están. La que hace posible que el pez se ponga a tiro o sea incluso fácil de capturar. Para capturar piezas de calidad y tamaño no es necesario ir profundo ni aguantar mucho. Como ejemplo mis mejores lubinas las capturé en menos de dos metros de agua y 30-40 segundo de apnea. Y en zonas de las más pescadas, en las que hay gente casi todos los días.

Tener claros los objetivos. La pesca submarina para la gran mayoría no es una competición. Es un deporte para disfrutar. Relajarnos, pasarlo bien en el agua, traer unos peces para la mesa con el extra de haberlos capturado nosotros. En una palabra, DISFRUTAR. No buscar los límites ni pretender demostrar nada. Y para eso, ni necesitamos una gran apnea ni correr riesgos.

Ningún pez vale la vida de una persona. Ningún pez (o foto, o vídeo, o “like”) merece dejar a familia, amigos, pareja… sin ti. Porque no lo olvidemos, la pesca submarina es un deporte de riesgo. Y los accidentes vienen casi siempre, salvo contadas excepciones, por forzar (o hacer las cosas mal) Lo peor que hay en la pesca submarina es el ego, el querer demostrar. No merece la pena y es lo que nos llevará más cerca de accidentes. Lo único que merece la pena son esas salidas en las que disfrutamos y las podemos recordar.

Así pues, nuestra recomendación, es dejar de obsesionarse con el tiempo o el fondo. Empezar a disfrutar. Olvidarse de que se pueda encontrar nada “mágico” para conseguir el objetivo. El único método es el entrenamiento y la experiencia. Y de la misma forma que para correr no vamos a encontrar ningún ejercicio para hacer en el sofá. O para jugar al futbol no vamos a aprender practicando en un ordenador, para la pesca submarina tampoco vamos a encontrar nada. Y quien pretenda llegar a ese nivel con un trabajo sedentario, pasando la semana haciendo poco o nada de ejercicio físico, comiendo y bebiendo, pues también va mal (si pretende alcanzar un cierto nivel)

Y si no estamos dispuestos a condicionar nuestra vida diaria, pues entonces vayamos al agua a disfrutar, pasándolo bien y sin pensar en llegar más hondo o aguantar más.

Para finalizar dar mi experiencia. Tras muchos años y horas de agua, ahora mismo no puedo ir todo lo que estaba acostumbrado ni me gustaría. Sin embargo, gracias a la experiencia, es el momento en que quizá mejor pesque. Con apneas más cortas, bajando menos que antes además de simplemente interesarme capturar un par de piezas (estando fuera y siendo dos en casa, sin gente a la que regalar el pescado, no tiene sentido capturar más) Con todo esto he comprobado que quizá sea el momento en que mejor pesco, adaptándome a la situación, buscando las piezas que quiero y disfrutando más que nunca en el agua.

Síguenos!

2,086FansLike
159FollowersFollow
21FollowersFollow
1,098SubscribersSubscribe

MOST POPULAR

HOT NEWS