MOSCAS SECAS PARA LA DESVEDA

0

MOSCAS SECAS PARA LA DESVEDA

El inicio de la temporada no es la época más favorable para el empleo de mosca seca, a causa de las condiciones climatológicas y el estado de las aguas.
Si limitamos la acción de pesca a la consecución de resultados traducidos en capturas, deberíamos de emplear otros métodos  (durante las primeras semanas) como el cebo natural, la cucharilla o bien las ninfas junto con artificiales ahogadas.

No obstante, si lo que deseamos es hacer subir unas truchas hasta nuestras artificiales flotantes, también podremos lograrlo con determinadas imitaciones y durante las horas adecuadas.

Proponemos dos alternativas diferentes orientadas a tal fin:

En primer lugar, las moscas tricolor en sus dos versiones, de todos conocidas, tanto en la de H. Bresson – sin colas o cercos – como en la de Ragot. Ambas con sus múltiples variantes en cuanto a tamaños, colores de pluma utilizados e incluso con tonos de cuerpo marcados o simplemente con el hilo de montaje.

En segundo lugar, si optamos por la imitación realista del insecto que vuela en esos momentos, no queda más alternativa que fundamentar el engaño en los dos únicos efemerópteros visibles durante esta época: Baetis Rhodani y Rhithrogena Haarupi.

A continuación detallamos las características entomológicas de ambos insectos, en los apartados que nos ocupan.

Rhithrogena Haarupi Baetis Rhodani
 Orden Efemerópteros Efemerópteros
 Familia Heptagénidos Bétidos
 Género Rhitrógena Baetis
Especie Rhitrógena Haarupi Baetis Rhodani
Cuerpo imago macho 10-14 mm 7-10 mm
Cuerpo imago hembra 11-16 mm 7-10 mm
Cercos macho 27-30 mm 14-17 mm
Cercos hembra 17-20 mm 15-18 mm

Tratando de agrupar ambas especies durante sus etapas de imago y subimago en  sólo dos imitaciones , éstas podrían ser: artificiales con un cuerpo en torno a los 10 mm de longitud, tonalidades castaño-grisáceas, con hackle marrón moteado en un caso y gris con reflejos amarillentos en el otro, a emplear preferentemente, en cursos altos y medios.

Nuestra caja de moscas irá complicándose al aumentar el número de modelos una semana tras otra  y el mero objeto de esta reducción planteada – dos tricolores y las dos descritas – es poder acometer las frías primeras semanas tras la apertura, con garantías de éxito y sin demasiadas dificultades a la hora de escoger el cebo.

Aumentando un poco su tamaño, continuaremos utilizándolos cuando se alarguen los días y suban las temperaturas, como imitación del Ecdyonurus Venosus.

Para finalizar, debemos considerar que, aunque las imitaciones descritas no resulten las más efectivas frente la multitud de artificiales realistas y exactas  (cuestión que ponemos en duda) facilitan – por reducción- la tarea de montaje y elección, sin mermar significativamente la eficacia en el río.

Sólo añadir  que todo – tanto en ésta, como en posteriores exposiciones –deriva de opiniones personales , siempre discutibles, las cuales no dejan de ser una pequeña aproximación al comportamiento irracional de los peces, que no podrá ser comprendido y nunca dejará de sorprendernos.

No descubrir con exactitud el motivo de que algo “funcione” hoy y pasado mañana no lo haga, constituye una parte sustancial de la afición.

Hilo para comentar en el foro:

http://www.todopescagalicia.es/foro/viewtopic.php?f=18&t=1131