Primer día de la temporada 2018

0

ESTRENO TEMPORADA 2018

Al final he tenido que esperar a mediados de mayo para poder estrenar la temporada en condiciones. Aunque me había echado un par de días antes para probar aletas y algo de material nuevo, ha sido hoy cuando por fin he podido pescar.

Además he podido testear el nuevo fusil de Epsealon, el Striker, y seguir dándole algo de uso a las aletas TTN Pure Strait. De ambos materiales subiremos una review en breve, detallada. También fue día para los tapones ProPlug, para evitar la entrada de agua en el oído, de los que también hablaremos más en detalle en un próximo artículo.

La previsión del tiempo prometía. Unos cuantos días ya de mar en calma, con algo de viento, que seguro ayudarían a limpiar y ofrecer un clareo decente. Y este día, sin viento, soleado… Perfecto.

Fue llegar a la costa y ya comprobar que el agua prometía. Se veían las manchas de rocas y arena lo que hacía presagiar un buen clareo. Fuera, una temperatura agradable, de 16 grados. Me preparé y ya directo al agua.

La marea estaba baja, además unos coeficientes muy altos, con la baja de apenas 0.4 y la pleamar de 6m. Y si ya esta zona es propensa a las corrientes, hoy aún lo iba a ser más. Ya calculé para coincidir con el reparo.

Algunas de las medusas que vimos, con el fusil para hacernos una idea del tamaño

Una vez dentro llega la mala noticia, hay clareo pero el agua está llena de material en suspensión, el típico “moco”. Y plagada de medusas. Esto hace que por zonas la visibilidad sea más reducida. Aunque en el vídeo engaña mucho (encontré una nueva configuración de la cámara que mejora bastante la calidad y parece más clara de lo que está). Además hoy estrenaba unas gafas nuevas, con cristal en espejo rojo.

Empiezo buscando unas rocas que conozco a cierta agua. Habitualmente están entre los 18 y 23m pero con esta marea se queda en unos 15-18 lo que lo hace más accesible. Sobre todo para venir del invierno y con una forma física bajísima (que espero mejorar). No se ve vida. Mucha medusa pero apenas se ve movimiento de pescado. Al final en una de las picadas encuentro un abadejo de aproximadamente 1.8kg que ya se va a venir para casa. Así de paso pruebo el tiro del fusil. Primer disparo y justo detrás de la agalla. Subo y lo remato. Ya tenemos la primera pieza.

Se puede ver en algunas imágenes la corriente, bastante fuerte en puntos. Lo notamos en la cara y vemos como pasan las medusas y el “moco” rápido a nuestro lado. La verdad que me sorprende lo cómodo que estoy pescando incluso con esa corriente. La verdad que las aletas para esto van realmente bien.

Visto que no se ve movimiento voy cambiando de zona. Aprovecho a favor de corriente haciendo picadas y explorando la zona. Unas dos horas sin apenas nada y el frío al hacer picadas lentas a cierto fondo se nota. La temperatura del agua está entre 9 y 10 grados. La verdad que me sorprende estar cómodo en estas condiciones con una chaqueta de 7mm y pantalón de 5mm, aunque ya el año pasado comprobé que el traje iba muy bien (aquí teneis la review), pues hasta ahora solía usar chaquetas de 8-9mm y ahora no me hace falta.

Encuentro una zona de rocas rotas en el fondo. Grandes bloques y se ve movimiento alrededor. Además aquí el agua está bastante más clara y con menos medusas. Bueno, menos medusas de las pequeñas, porque nos encontramos con alguna “crecidita” que casi me como (no se cómo me hubiese quedado la cara…). Hago algunos acechos y al final aparece un buen abadejo. Está rodeándome por lo que me quedo quieto y lo llamo con ruidos. Si fuese hacia él directamente probablemente escaparía, pero así me aguanta y me da una opción fácil de disparo. Otro tiro a la cabeza y se viene conmigo. La verdad que me quedo sorprendido con el fusil, parece que lo llevase usando toda la vida.

Esta pieza está en poco más de 3kg así que ya tengo bastante para la cena. Ahora toca buscar un par de centollas para redondearla. Hay bastantes aunque el alga ya crecida no deje verlas todas. Y se hace complicado encontrar de buen tamaño. Muchas pero pequeñas. Al final en el camino de vuelta consigo las dos buenas que quería. El día ya está hecho.

Comprobando que la centolla está “llena”

La vuelta la hago pegado al acantilado, donde la corriente se reduce. Al final son casi 4 horas de pesca, con mucha navegación y corriente.

Un día perfecto para estrenar la temporada. Ahora ya esperando al siguiente pues es de esperar que a partir de ahora se pueda bastante a menudo.

Síguenos!

2,102FansLike
188FollowersFollow
23FollowersFollow
1,685SubscribersSubscribe

MOST POPULAR

HOT NEWS

Latest article

Primer día de la temporada 2018

ESTRENO TEMPORADA 2018 Al final he tenido que esperar a mediados de mayo para poder estrenar la temporada en condiciones. Aunque me había echado un...
video

Los últimos robalos 2017