Receta Sushi

0
158

RECETA DE SUSHI DE LUBINA, SARGO, PINTO O SALMÓN

Hace tiempo me animé a hacerlo. Es un plato que me gusta y con la ventaja de poder dejarlo de unos días para otros, pues aguanta bastante. Y como cena, para llevar o una comida rápida es perfecto.

Me daba algo de miedo al principio, pero resulta ser una receta de lo más sencilla. Si seguimos los pasos y con un par de “trucos” a tener en cuenta no hay problema.

Otra ventaja es disponer de la mejor materia prima. Quién si no nosotros podemos tener lubinas        frescas, o sargos o incluso pintos. Pues para este plato es imprescindible que estén totalmente frescas.

Los ingredientes necesarios serán:

Para el arroz:

  • Arroz de sushi
  • Vinagre de arroz (o vinagre blanco también servirá)
  • Azucar

Para el relleno:

  • El pescado que elijamos: Salmón, lubina, sargo, pinto… cualquiera valdrá si está fresco, aunque eso sí, cada uno tiene unas características. La lubina y pinto son de sabor suave, el sargo es muy fuerte.
  • Aguacate
  • Palitos de marisco o pescado
  • Huevas (múgel o similar, lo que se le suele llamar “caviar”)
  • Pepinillo. Realmente, podemos ponerle casi lo que se nos ocurra. Diferentes frutas (manzana, pera…) verduras… la imaginación es el límite.
  • Imprescindible el “alga”, Yaki Nori, con lo que lo envolvemos.
  • Salsa de soja, para mojar. Wasabi (picante)
  • Esterilla de bambú. Aunque no imprescindible, es muy cómoda para enrollarlos

Preparación del arroz:

Este paso es muy importante, pues es la base del plato. El arroz de sushi es un arroz especial, corto, con mucho almidón. Lo encontraremos en supermercados en la sección de comidas internacionales.

Lo primero e importantísimo es el lavado del arroz. Hay que eliminar el almidón.

Como vemos en la imagen, al echarle el agua al principio se pone totalmente blanca. Lo lavaremos con un chorro fuerte de agua, removiéndolo.

Lo dejamos reposar un poco en el agua. La vaciamos y volvemos a empezar el proceso, vuelta a lavarlo, chorro de agua, reposar un poco y aclarar otra vez. Normalmente repito el proceso hasta 8 o 10 veces. El momento es cuando ya el agua sale clara.

Con esto conseguiremos que el arroz no quede pegajoso. Una vez que salga el agua clara, le echamos la cantidad necesaria de agua y ponemos a hervir (con el agua fría desde el principio) La proporción de agua nos la marca el arroz, no todos son iguales. Ponemos a calentar, cociéndolo, con la tapa puesta, para que el vapor lo vaya haciendo bien. No destapado.

Mientras tanto, ponemos en un cazo a calentar el vinagre para mezclarlo con la sal y el azúcar. Las medidas que uso, para hacer la mezcla exacta es, una cucharada de vinagre y una de azúcar. Tantas como necesitemos dependiendo de la cantidad de arroz. Para medio quilo de arroz suelo usar aproximadamente 125ml de vinagre. Aunque esto es al gusto (a mi me gusta bastante cargado). Y junto a ello la sal. Un puñadito (dos cucharadas aproximadamente) Lo ponemos a calentar, pero sin que llegue a hervir en ningún momento. Removiendo para que se disuelva todo. Una vez disuelto lo apartamos y dejamos reposar. Este paso si nos gusta más salado, o menos dulce, podemos variar un poco las cantidades. Según vayamos haciéndolo algunas veces ya probamos.

Una vez hecho el arroz, le hacemos el enfriado y avinagrado. Lo vamos echando de la pota a un recipiente, poco a poco y enfriándolo, sea con un ventilador, con un abanico (yo soy vago y apenas le hago nada, pero eso no está bien) Con esto conseguimos que no siga cociéndose. A medida que lo vamos echando y enfriando lo rociamos con el vinagre que hemos preparado. Poco a poco cambiamos todo el arroz y le echamos el vinagre. Y dejamos enfriar totalmente.

Sin meterlo en la nevera, a temperatura ambiente. De hecho el avinagrado del arroz se hacía para poder conservarlo más tiempo sin refrigerar. Una vez enfriado, podremos ir al siguiente paso.

Preparación:

Primeo de todo, ponemos la esterilla, en una zona con suficiente espacio para manejarnos. Sobre ella el Yaki Nori. Al lado, una taza con agua, para poder mojar los dedos cuando vayamos a tocar el arroz (así no se pega) y para aclararlos cuando cambiamos a otro ingrediente.

El recipiente con el arroz al lado. Que sea cómodo para ir echándolo.

Tendremos preparados el resto de ingredientes, pescado, verduras… El pescado debemos cortarlo en lonchas finas, como si fuese para carpaccio. Si lo hacemos gordo corremos el riesgo de que sea demasiado fuerte o cargue mucho el sabor. Aunque eso a gusto de cada uno.

Sobre el alga (Yaki Nori), que habremos puesto previamente sobre la esterilla, echamos el arroz. Ocupando un tercio aproximadamente. A continuación, los ingredientes. El pescado, verduras… y a continuación otra capa de arroz.

La capa no debe ser muy ancha, finita, de un grano de espeso. Que se cubra y no se vea el alga pero no más. Si no será demasiado grueso. Al final, dejaremos sin cubrir unos dos centímetros de alga.

Una vez hecho esto, empezamos a enrollar con la esterilla. Es importante apretar bien, que quede compacto. Es muy sencillo, y poco a poco nos toma la forma típica. Una vez enrollado de todo le damos un par de vueltas más, apretándolo. Nos quedará un rollo duro.

Otra opción es hacer unas bolas de arroz, apretándolo bien con las manos mojadas, y sobre el poner el pescado que nos guste, o los complementos, a nuestro gusto. Como vemos en la foto es muy sencillo.

Finalmente no hay más que cortarlo. Para eso necesitaremos un cuchillo bien afilado. Que no se nos deshaga al cortarlo. De ahí la importancia de apretarlo bien. Si no queda compacto se deshará y luego para mojarlo en la soja tendremos problemas. Una vez cortado, con los palillos lo mojaremos en soja (en la que habremos echado el wasabi si nos gusta picante) y a disfrutarlo!

Hilo en el foro:

http://www.todopescagalicia.es/foro/viewtopic.php?f=37&t=1596