Zona de pesca Costa de la Vela

0

COSTA DE LA VELA

Hoy vamos a tratar de ver esta zona, conocida como costa de la Vela. Muy amplia y que dividiremos en otras más pequeñas. La delimitaremos entre Cabo Home y Punta Couso. Lo que sería un extremo de la Ría de Vigo (el extremo Norte) y el extremo Sur de la Ría de Aldán.

Aquí nos encontraremos de todo, desde rompientes para la pesca de la lubina y sargo, a caídas y bolos de pinto. Para todos los gustos.

Una de las características es que apenas hay acceso desde tierra, siendo imprescindible la embarcación para llegar a ella. Únicamente tendremos acceso en Cabo Home, en la Playa de Melide. Y en la zona de las Osas, con algún otro, no muy cómodo, desde tierra. Y al abrigo de Punta Couso, con una playa también, como podremos ver en las imágenes.

Es muy conocida por ser una de las tres zonas en las que rota el Campeonato Ciudad de Vigo (Vela, Estelas y Silleiro) y habitual también de los campeonatos gallegos (e incluso nacionales y el mundial también se celebró ahí)

Lo vamos a dividir en Cabo Home, el tramo antes de Monte Facho, Monte Facho, O Río, zona anterior a las Osas, y las Osas/punta Couso.

Aunque esto es una opinión personal, es una de las zonas más bonitas de pesca de Galicia, y que puede ofrecer mejores capturas. Además, a cualquier cota.

Veremos también un poco los “trucos”, aunque por supuesto no hay reglas que funcionen siempre, si algunas se suelen cumplir, facilitando la búsqueda de especies por fechas y condiciones de la mar.

Vamos a verlas una a una:

CABO HOME

Desplazándonos de Sur a Norte, esta es la que más cerca de Vigo. Meteremos dentro la Punta Subrido, playa de Melide, Punta Robaleira y Cabo Home. El acceso por tierra lo tendremos en la propia playa, aunque se podría intentar por otros puntos.

Punta Subrido será el extremo Sur. De ahí hacia adentro, hacia la siguiente playa, es una pared, de piedra, con arena pronto. En la punta mismo hay varios canales y furnas. Muy bonita para la pesca a la espuma. Podemos verla marcada en amarillo

Y según nos vamos alejando muchas paredes, con canales y caídas. Pequeños cabezos… Hay que tener cuidado porque puede haber corriente (cuando accedemos desde tierra) También son habituales los aparejos de profesionales.

Según nos dirigimos hacia la ensenada alcanza un poco más de fondo (zona marcada en negro). Con veriles antes, y después, llegando ya a Punta Robaleira. Está plagada de cabezos y caídas. Con agujeros. Hacia afuera algún bajo más hasta que encontramos ya la caída a más agua.

La costa que continúa hasta Cabo Home es de paredes más verticales. Al alejarnos, caídas y canales. Con agujeros y grietas. Zona en la que nos podremos encontrar de todo, desde lubinas y sargos a pintos y ballestas.

Una vez en la punta, en el propio Cabo Home, hacia norte aparece una costa baja, poco fondo. Y con arena pronto. Hacia afuera es quizá la mejor zona. Algún cabezo suelto, caídas con bolos, grietas… Muy influenciada por la marea, prefiriendo la pleamar. También es habitual la corriente, sobre todo hacia la punta y mar adentro.

Muy buena con la marea subiendo, y con un poco de mar. Sobre todo cuando el agua está algo caliente.

ENTRE HOME Y FACHO

El siguiente tramo de costa no es demasiado bueno. Tiene sus trucos pero nos obligará a bastante esfuerzo sondeando, para poco resultado.

Se trata de una costa arenosa, de poco fondo. A medida que nos vamos alejando de la orilla profundiza lentamente, encontrando algunos bajos por el medio. Normalmente piedra bastante lisa, tendidas, cayendo a la arena nuevamente. En verde podemos ver marcados algunos puntos.

Para pescar esta zona nos exigirá estar ya en buena forma, pudiendo pescar a algo de agua y mediante esperas o acechos largos. Pintos grandes, maragotas y lubina serán las capturas. Por la zona se han visto también corvinas (aunque casi por toda se han visto y capturado)

Una vez terminan estos puntos arenosos, fácilmente reconocibles ya desde la embarcación, empieza El facho.

MONTE FACHO

Es quizá, junto con las Osas y Punta Couso, la que más “chicha” tiene. Personalmente de mis preferidas en Galicia. Nos permitirá pescar con “el culo fuera” y buscar las piezas a profundidad.

La empezamos donde terminó la otra. En la orilla, según salimos de la arena, empieza una costa de piedra (marcado en rojo). Por zonas es todo roca rota acumulada una encima de otra, formando continuas galerías. Vemos que se levantan bajos algo alejados, formando canales y pequeñas islas dependiendo de la marea. Por el momento poco fondo. Con la marea subiendo y la pleamar sin duda es el mejor momento. Y sobre todo cuando el agua está algo caliente. O cuando hay una termoclina marcada más profunda. Con mar y coincidiendo la pleamar es muy buena de lubina y sargo.

Un ejemplo de la cantidad de cabezos, agujeros y grietas que se pueden marcar. Y son una pequeña parte.

En negro tenemos la parte más abierta. Por supuesto más fondo. En el límite de la arena con el comienzo del facho encontramos agujas y bajos que suben a poca agua, cayendo luego nuevamente. Con rocas y grandes bolos acumulados. Al momento, vuelven a subir con otro bajo, y así todo. Según nos alejamos, cada vez hay algo más de fondo. Puede resultar obvio, pero como veremos, muy cerca ocurre lo contrario.

Si seguimos “orillando” la costa se hace más escarpada. Paredes verticales, aunque una vez llegan al agua, se estabiliza y tenemos poco fondo. Con cabezos que se elevan y caen continuamente. Grandes bolos, agujeros, caídas… Podremos pescar desde en la espuma a acechos y agujeros. Sargos, lubinas y pintos. Será todo esto marcado en azul.

Y al alejarnos un poco de la orilla, cae y vuelve a levantar. Más bajos. Podríamos describirlo como “un canal” que luego vuelve a ofrecer menos fondo.

Será todo lo que hemos señalado en amarillo. Cantidad de cabezos que suben y caen, algunos a la roca, otros a la arena. Con grandes canales repletos de bolos en el fondo. Otras con únicamente un par o tres de grandes bolos… Será el refugio, como no podía ser de otra forma, de grandes pintos y también cuevas de robalo. El problema, que empezaremos sobre los 6 u 8m. Cayendo progresivamente. Cabezos a 12 que caen a 15. A 15 que caen a 20, a 18 que caen a…

En la carta no se ven muy reflejados, pero si nos guiamos por las isoclinas los encontraremos rápidamente. Allá donde veamos un veríl, normalmente tendremos algún cabezo cerca.

Es realmente espectacular en puntos, con crestas que caen casi verticales, formando grandes acumulaciones de rocas. Grietas por el medio…

Normalmente con la subida de la marea la actividad se concentra en los cabezos y a poco fondo. Y con la marea baja o bajando, en las zonas más profundas, con los bolos, donde se refugian. La pesca a fondo será especialmente productiva cuando el agua está toda a una misma temperatura, y algo fría. Cuando está caliente arriba y la termoclina marcada y fría abajo, sin duda nos centraremos en la zona de agua más caliente.

Por fechas, medio verano y finales, hasta otoño, generalmente da buenos resultados la parte separada (salvo en el momento bueno de la marea) Primavera y principios de verano suele ser mejor a menos agua, ratoneando en la orilla.

O RÍO

El siguiente punto es el/o río.

Lo marcamos en rojo. Muchos campeonatos se han ganado ahí. Poca agua, muchísimos agujeros…

En amarillo tendríamos el final del Facho, con algunas barras que entran hacia el mar, continuando la tónica de antes. Por el medio puntos de arena

En verde vemos que sigue habiendo cabezos y paredes más abiertos. Del estilo de los anteriores.

En morado ya se ve que la zona cambia un poco. Pasa de la pared más vertical de antes a una un poco menos, con islitas y bajitos pegados a la orilla. Menos agujero. Zonas muy buenas para la pesca a poco fondo, rápida. Cuando el pescado se mueve por ahí.

Llegamos al final de este tramo, y decidimos ponerle fin en este punto en negro. Son una serie de islitas pequeñas. La costa ya empieza a cambiar, más tendida aún, menos rocosa. La orilla se extiende más y disponemos de mucho tramo de poco fondo. Antes de ella, unos canales de arena y grava, con bolos. Y empieza un veril pequeño con múltiples bajos.

ANTES DE LAS OSAS

En rojo hay un tramo de muy poco fondo, entre islitas y bajos. Con marea baja apenas podremos entrar. Hay grandes agujeros, otros más pequeños, canales y paredes. Si tenemos suerte y encontramos sargo enrocado o lubina podemos hacer una gran pesca. Pinto y maragota se mueve por ahí. Y con la pleamar y sobre todo en la época de robalos, cuando el mar tiene un toque, toda esta costa es muy buena.

Si nos abrimos, en morado, hay una zona con una plataforma y caídas. Bolos y grietas que dan grandes pintos.

Seguimos y aparece una plataforma con arena y roca, señalada en negro. Poco fondo, moviéndonos hasta los 12 o 15m. Algunos cabezos, canales, acumulaciones de piedras… termina ya justo antes de las Osas. Y más afuera, otra plataforma de roca, con cabezos y caídas. Por ahí es habitual algo de corriente.

Este tramo es especialmente bueno para la pesca a poco fondo, a la espuma y agujero.

LAS OSAS Y PUNTA COUSO

Estamos ya a final de zona. En rojo vemos las islas. Realmente bonitas para pescar. Caídas muy rápidas a agua, con paredes verticales. Canales y bolos. Pegado a la roca y entre las islas, poco fondo. Según nos alejamos, suele empezar la corriente y más agua. Pasando de los 20m en muy poca distancia. Normalmente el pescado está muy rápido aquí, es una zona muy “trallada” y complicada. Al abrigo antes se movían bastantes ballestas, pero cada vez hay menos al ser una pieza codiciada.

Toda la orilla, hacia punta Couso y bordeándolo, es poco fondo. Batido. Buena para la espuma. Si nos alejamos encontraremos cantidad de bajos con caídas. Muy bueno para pinto y lubina a la espera. Tampoco es raro encontrar dorada o alguna otra sorpresa. Aunque exige buena forma física. Aquí no estaba tan pescado hasta hace poco y los grandes pintos no eran complicados de capturar. Es todo lo marcado en morado.

Aunque debemos contar con que suele haber corriente, al abrirnos.

Dando la vuelta al cabo, hacia la ría de Aldán, otro tramo muy bonito. Cabezos que suben a muy paca agua y caen en paredes verticales. En algunos puntos desde los 8 o 10m a más de 20m. Lo vemos en verde.

Tendremos acceso desde la playa.

Hemos hecho esta zona, muy grande, tratándola de una forma general. Podremos mirarla más adelante más en detalle si estáis interesados.

Como recomendaciones, centrarnos en la pesca a la espuma en las épocas de lubina. Sobre todo desde diciembre hasta marzo/abril, con el mar algo fuerte. En verano, a última hora y con mar de fondo lo mismo. Con agua templada y sin termoclina la pesca a algo de agua será muy productiva. Y con tiempo, en todos esos bajos que marcamos, con caídas y agujeros, se pueden encontrar enrocadas de grandes robalos y sargos. Además de pintorros.

Cualquier pregunta o comentario abrimos un hilo en el foro: