todopescagalicia.es

CÓMO AGUANTAR Y BAJAR MÁS

Hoy os traemos este artículo de opinión en la cual abordamos un tema habitual: aumentar la apnea y bajar más metros. Como veremos no hay trucos mágicos, y pueden ser más importantes otros factores que simplemente aguantar más la respiración. Esperamos que os resulte interesante.

Por supuesto, dejar claro que es una opinión y ante todo debemos ser prudentes en nuestras salidas al mar, sabiendo que nunca estaremos libres de sufrir un accidente.

AUMENTAR LA APNEA Y EL FONDO EN LA PESCA SUBMARINA

CÓMO AGUANTAR MÁS TIEMPO, AUMENTAR LA APNEA Y BAJAR MÁS

Esta es una pregunta que siempre llega en la pesca submarina. Puede ser ya de inicio, viendo vídeos y consultando foros. Puede llegar al cabo de un tiempo pescando por la necesidad de llegar a otras cotas, esperas más largas… Pero por desgracia siempre llega. Y decimos por desgracia porque es una pregunta errónea y la causante de muchos accidentes mortales.

La pesca submarina es un deporte en el que, además del físico, entran en juego otros factores. Experiencia, instinto, acuicidad… son una suma, un conjunto, que es lo que hará a un buen pescador. No solo el físico. Podemos fijarnos en grandes apneístas, que grabaron vídeos. No eran buenos pescadores. SI, bajaban muy hondo y en ciertas circunstancias capturaban muy buenas piezas. Pero no sería necesario eso para tenerlas.

Una comparación sería la de un atleta, que corra mucho y aguante muchísimo, jugando al futbol. Todos entendemos que para jugar al futbol hay que correr, pero son más cosas, no sólo eso.

En este artículo vamos a abordar estas cuestiones y dar la respuesta, aunque posiblemente no sea lo que alguna gente quiere escuchar.

APNEA, AGUANTAR MÁS SIN RESPIRAR

A nadie se le escapa que la pesca submarina se practica en apnea, y hay que aguantar la respiración. Pero es solo una de sus características. Vamos a abordar la apnea aplicándola a la espera, quizá la modalidad en la que sea más necesaria.

La apnea, como todo, hay que entrenarla. Encontramos muchos ejercicios, tablas… Sin duda, no es algo que se gane de un día para otro, es necesario tiempo. Aunque en cursos de apnea se pueden notar avances rápidos, son en gran medida consecuencia de un entorno controlado, una seguridad, aguas calmadas, temperatura y los consejos de los instructores. No vamos a decir que no sea recomendable hacer un curso de estos, cuanta más información y conocimiento mejor. Pero no es imprescindible y dependiendo del pescador incluso es contraproducente. En gente sin experiencia suficiente en el mar, puede dar situaciones de riesgo al no ser para lo que entrenó ni aprendió en el curso: se entrena para apnea, no para apnea en las condiciones que puede ofrecer el mar, sin seguridad ni compañía. Pensemos que al no saber, psicológicamente nos entra el agobio de respirar mucho antes, teniendo una reserva, que no sabemos aún, grande, para poder salir de un apuro. Si hemos saltado etapas y no nos agobian esos avisos, llegando más cerca del límite, el riesgo es mayor.

No nos engañemos, que algunas  veces lo que se piensa de aumentar la apnea no es más que controlar llegar más al límite sin sentir agobio.

En el agua, a base de horas, conseguiremos aumentar la apnea. Y lo que es más importante, de una forma natural y conociendo nuestros límites. Poco a poco, sin quemar etapas. Por lo tanto nuestro consejo es ir a pescar, cuantas más jornadas mejor. No meterse atracones, es mucho mejor poder ir seguido, y no atracón de un día o una semana y un mes parados.

Las claves para una buena apnea en el día a día:

  • Buena ventilación. Estar totalmente descansado en superficie, bajar pulsaciones. Respirar normal, sin forzar ni hiperventilar. Cuando estemos listos, iniciaremos la picada.
  • Concentración. Saber lo que queremos hacer, no improvisar. De las picadas previas sabemos dónde queremos caer y qué hacer. Así maximizaremos el tiempo que tengamos, sin malgastarlo en paseos por el fondo.
  • Buen lastrado. En el fondo debemos quedar neutros. Si tendemos a flotar el agarrarnos nos restará apnea. Si nos hundimos el ascenso será más complicado y nos agotará.
  • Seguridad, no forzar. No forcemos la apnea. Siempre con margen. Ya no solo por evitar un accidente (síncope) sino también para no llegar mal a superficie, lo que nos penalizará en las siguientes picadas y reducirá apneas. Incluso acabaremos antes la jornada. Por forzar una apnea podemos penalizar el resto del día, o un buen rato por lo menos.
  • Frío. Es el peor enemigo de la apnea. La acorta y aumenta los riesgos. Ir con un traje adecuado puede aumentar la apnea muchísimo. SI nos hace bolsas, entra agua, es demasiado fino… penalizará los tiempos una barbaridad.
  • Acuicidad y técnica. De nada vale mucha apnea si no sabemos aletear bien, no hacemos un buen golpe de riñón, el descenso no es en vertical… Y esto solo lo aprendemos con el tiempo. Para que nos hagamos una idea, con un buen aleteo podemos incluso duplicar la velocidad de ascenso. Lo que nos daría más tiempo para estar en el fondo, y cansándonos menos. Una picada vertical acortará metros, y más tiempo en el fondo… Así todo. Es más importante la técnica que el físico en muchas ocasiones.

Ahora la clave de la pesca a la espera. Por mucho tiempo que nos pasemos tirados en el fondo, no necesariamente haremos que nos entren más peces. Lo más probable es que tengamos a ese pez que desconfía y guarda la distancia más tiempo fuera de nuestro alcance. Con el mismo resultado: no hay captura. Una pieza recelosa no necesariamente va a entrar por estar más tiempo tirado en el fondo. Es más importante elegir bien la zona en la que hacer la espera, esconderse adecuadamente, que los movimientos sean los correctos, no mover los ojos… Una persona con poca apnea y buena técnica tendrá muchísimos mejores resultados que otro con mucha apnea y mala técnica. Y lo mejor de todo, mientras aprendemos la técnica, la apnea aumentará sin darnos cuenta, de forma natural y segura.

BAJAR MÁS METROS

Otra cuestión que algunos pescasubs consideran importante. Bajar metros. Cuanto más a fondo más peces y más grandes, se suele pensar. No vamos a negar que a veces es así. Alguna vez, no siempre.

Para poder pescar a fondo se deben sumar muchos factores:

  • Apnea suficiente, aunque no tanta como se pueda pensar. Con tiempos relativamente cortos de apnea se puede llegar a fondos respetables. Considerando una velocidad de 1m/s (aunque puede ser mucho mayor) en ascenso y descenso, a 20m de fondo necesitaríamos 40s para bajar y subir. Como vemos, nada exagerado. Aunque ojo, esto no quiere decir que con una apnea de 40s se pueda bajar a ese fondo. Influyen más factores.
  • Lastre adecuado. Volvemos a hacer hincapié en este tema. El lastre. Será muy peligroso bajar mejores si no vamos correctamente lastrados.
  • Equipo adecuado. Y no entramos en aletas, que parece que es lo único importante. Si no que puede ser más importante el traje. Uno que no pierda demasiada flotabilidad, si no el lastre variará mucho y caeremos como una piedra. Las aletas unas que se nos adapten bien, no necesariamente de carbono. Durante muchos años estuve pescando a fondo con plásticas, y perfecto. Aunque si queremos carbono y nos lo podemos pagar, perfecto también (pero no considerarlo imprescindible e hipotecarse en ello)
  • Técnica de aleteo. Pensemos que si aleteamos bien, podremos incluso duplicar la velocidad de ascenso, lo que nos da más tiempo y un margen de seguridad mucho mayor. Y consumiremos menos oxígeno, aumentando también el tiempo y seguridad.
  • Compensación. Clave el poder compensar. A cuanta más agua se va complicando. Muchos apneístas y profundistas se ven limitados por la capacidad de compensar. No por la apnea (hablamos de grandes fondos ya)
  • Buena picada. Un golpe de riñón adecuado, descenso y ascenso vertical, estar psicológicamente preparado (sin stress) Todo ello precedido de una buena preparación en superficie (igual que para la espera)
  • Tener muy claro lo que se va a hacer. Si vamos a mirar un agujero, solo a eso. Si nos sale mal abortamos y probamos en la siguiente. Nunca forzar. Mucho ojo si hay corriente.
  • Aguas frías. Son el mayor impedimento para pescar a fondo. Reducen la apnea y aumentan el peligro. Por eso cuando pasamos de aguas frías a cálidas en general bajamos más y tenemos más apnea.

Después de tanto rollo, vamos a las conclusiones.

Como todo deporte, necesitamos entrenamiento y continuidad. Haciendo un símil con el atletismo, si no entrenas a menudo no podrás estar en forma. Hace falta continuidad. Aparte, los resultados se van viendo poco a poco, no de un día para otro. No hay fórmulas mágicas. Ni zapatillas (aletas) que nos hagan correr más y mejor, ni alimentos… La pescasub es lo mismo.

No intentemos compararnos a profesionales. De la misma forma que vemos que hay gente muy preparada corriendo que nunca daremos seguido el ritmo, en pesca sucede lo mismo. No hay ejercicios mágicos. Si vas mucho al agua, estarás en forma, tendrás más apnea, más acuicidad… SI no, pues tendrás que contentarte con “trotar”

No todos somos iguales. Cada persona tiene predisposición a ciertos deportes. Yo siempre fui nadador, nunca di corrido. A otra gente le pasa lo contrario. Cada persona tiene cualidades para algo y nunca será tan bueno en otras. Unos pescadores son profundistas, tienen aptitudes para ello. Otros son pescadores de ritmo, otros más todoterreno (aunque no especialistas en ninguna de ellas) Sería como un velocista, un maratoniano… No pensemos que por entrenar podremos ser como March a fondo, o como Viña a la espuma.

La pesca submarina es un hobbie, un deporte, una afición. No lo tomemos como algo profesional. La finalidad es disfrutar. Para ello no busquemos límites, ni forzar. Las metas irán llegando poco a poco, sin darnos cuenta. Si buscamos quemar etapas estaremos comprando papeletas para un accidente.

Otra cuestión a tener en cuenta, es que a medida que aumentamos el fondo, cada metro a mayores se hace más complicado y lleva más tiempo y mucho más riesgo. No es lo mismo pasar de 10 a 12m que de 20 a 22. Tiempo, paciencia y entrenamiento. Además, en la pesca submarina se van sucediendo ciertos accidentes, siempre. A todo el mundo. Un enganchón en l fondo, un lío con los cabos de la boya, una enrocada y enredarnos en el hilo del fusil, un calambre… mil y una cosas que si las vamos sufriendo en cotas y con apneas controladas, a medida que aprendemos, las solventaremos y aprenderemos para la siguiente. Si de primeras lo tenemos a un fondo mayor del que deberíamos, o con la apnea más al límite, supondrá mucho más peligro, o la muerte.

Para que veamos la importancia de todas estas claves. Con un minuto de apnea, un buen pescador se sobra para pescar a 20m. Salvo que vayamos a hacer después una espera a ese fondo, para pesca a la caída, al agujero, acecho… nos sobra. Un pescador que no tenga la acuicidad, experiencia necesaria… un minuto de apnea no le llegará para pescar bien a 10m. Y con esto no nos pensemos que con un minuto nos llegará. Simplemente, que cuando se llegue a ser un buen pescador, teniendo una apnea mayor, no será necesario más de un minuto para pescar a esa cota, con seguridad y a ritmo si queremos.

Busquemos aprender a pescar. Y mientras lo hacemos, ganaremos fondo, ganaremos apnea, sobre todo ganaremos seguridad… y lo más importante, sabremos pescar.

Porque la finalidad de la pesca submarina no es una gran pieza, ni una gran apnea, ni “buscar el tapón del fondo del mar” La finalidad es disfrutar y volver a casa por tu pié.