Estrenando Salvimar Training

0

Estrenando Salvimar Training – Pesca a la espuma

ESTRENANDO TRAJE SALVIMAR TRAINING – PESCA A LA ESPUMA 20 AGOSTO

Tenía muchas ganas de probar este traje, tan «raro» a priori al ser diferente a lo habitual en trajes de pesca. Y por fin lo pude probar, que por unos motivos o por otros no había manera.

El análisis del traje detallado aparecerá en la sección de material, «traje salvimar training 5mm»

El día no pintaba bien, aguas en principio bastante sucias y frías, muy frías. Por lo tanto me fui buscando zonas con ella un poco más caliente y aprovechando la pleamar para ver si había algo de pesca a la espuma. Mi ilusión era algún robalito o lubinas, pero de momento no están por la labor de aparecer.

El mar con un pequeño toque, perfecto para pescar. Deja entrar sin ningún problema a la espuma y a la vez te puedes camuflar un poco entre ella y los sargos estaban comiendo arriba. Me tiro al agua y ya veo bancos de sargo muy grandes, muchos pero de tamaño mediano. Además, al haber tantos es mucho más complicado entrarles, pues te ve alguno ya desde lejos y escapan sin dar opción a tiro. Probé de todas las formas, camuflándome entre las algas antes de llegar a ellos, picando desde muy lejos… no había manera. Y al ser en una zona muy pescada, están enseñados y no entraban a la espera. Casi cuando ya había perdido la esperanza me entró uno bueno a la espera, separándose del grupo. Por fin el primer sargo, De kilo aproximadamente.

Cambio de zona a una un poco menos pescada, en la que el mar pegaba más. Y perfecto. Había sargo pero no tanto, comiendo en muy poca agua. Con lo cual te dejaba entrarles sin que te viesen. Pude hacer un par de piezas más, bastante bonitas. Y entre tanto, en una picada que hacía lejos de la piedra para llegar a una grieta, me encuentro a un buen pinto, comiendo. Ni me vio llegar. Apunté con calma y quedó seco. Casi tres kilos de peso. Poco después otro más, que escapaba roca abajo, pude hacer un tiro rápido y capturarlo. Parecía más grande cuando escapaba. Pesó kilo y medio.

Seguí pescando a la espuma y algún sargo más, pero la mayoría eran de tamaño mediano y esperando a los grandes ya ni se les tiraba.

Lo mejor del día, lo cómodo que me fue el traje para esta pesca rápida, a la espuma. Pasé calor y cómodo. Muy contento.

Ahora a ver si con el mar que entra este fin de semana revuelve un poco el agua y empieza a entrar pesca, que está muy parado.