Buscando nuevos sitios

0
463

Buscando nuevos sitios

Tras varios intentos fallidos en encontrar zonas nuevas y un verano malísimo aquí en Irlanda (como suele ser habitual) ya iba tocando encontrar algo.

Estudiando un poco las cartas y el google earth había un punto que ya le llevaba tiempo echando el ojo, pero por malas condiciones meteorológicas no había podido ir. Pero este finde parecía el momento.

Se trata de una punta muy expuesta con caídas pronunciadas a bastante fondo y bajos. Con pinta de que las corrientes serían bastante fuertes. En principio bueno para buscar algún abadejo de buen tamaño.

Preparamos todo en el coche y nos pusimos en ruta. Una hora y media de camino y mientras conducíamos se nos hacía la boca agua al ver que el mar estaba completamente plato. Apenas sin oleaje y muy poco viento.maragota

Cuando llegamos al punto se confirma. Está muy bien. Ahora toca estudiar cómo llegar al agua. La carretera llega a una zona más alejada, un puerto natural muy calmado. Cómodo para entrar y salir pero va a haber que nadar un rato hasta donde queremos pescar. Pero no hay problema, así se va calentando.

Antes hacemos algo el tiempo, comemos algo y estudiamos un poco más la zona. Es como la habíamos imaginado. Aunque hay un poco más de oleaje del que habíamos previsto. Ningún problema pero es curioso cómo cambia de estar dentro de la bahía protegido por las Aran Islands a salir fuera y perder esa protección.

Nos equipamos y ya listos para pescar. Hoy volvemos con el traje Salvimar Blend, probándolo más y siéndonos realmente cómodo para estos meses de verano.

El primer tramo no vale mucho. Totalmente calmado, fondo de arena y alguna roca pequeña. Se ven muchas navajas y alguna nécora, de las que daremos cuenta cuando volvamos. Hay también mucho pez pequeño. Al ver esto hacemos algunas esperas pues es probable que pudiese haber algún depredador también. Pero nada.

Ya por fin giramos la punta y nos metemos en la zona buena. Es todo una rompiente suave. Y en ella las grandes maragotas y pintos campan a sus anchas. Hay muchos, aprovechando la pleamar. Los vamos dejando pasar esperando a ver si apareciese alguna lubina en la espuma u otra pieza mejor. A capturar un buen pinto siempre hay tiempo.

yo-con-piezas

Nos alejamos un poco buscando las caídas que hemos visto en la carta. Pero aquí llega nuestra decepción. El agua está mucho más fría y oscura. Muy turbia, haciendo imposible pescar a más de 8-10m y ya a ese fondo se nos hace de noche. Esperábamos encontrar algún buen agujero y buscar otro tipo de peces que nos comentaron algunos pescadores que habían capturado en zonas similares. Pero habrá que dejarlo para otra ocasión.

Nos volvemos hacia la orilla al ser lo único que podemos hacer. Acechos a poco fondo, pesca a la espuma… las buenas piezas aparecen en casi cada picada. Sobre todo lábridos de gran porte. También abadejos que están descansando entre el alga y canales en los abrigos de los bajos.

En una de las esperas entra un abadejo franco. No es el tamaño que buscábamos pero nos dará una buena cena. Aproximadamente dos kilos. Un buen tiro a la cabeza y ya solo queda recuperarlo.

abadejo

Seguimos acechando entre las algas. Los bosques de laminarias son impresionantes aquí. Acostumbrado a Galicia me parecía que poco más iba a haber, pero sin duda son muchos más extensos y densos. Haciéndose imposible meterse en el medio en la mayor parte de los sitios y ofreciendo el refugio perfecto a los peces.

Pero el pescado está confiado, con un mínimo de técnica se pone a tiro fácil. Y si escapa en un primer momento, se puede hacer volver. Así un buen pinto que se fue al medio de las algas me ofrece otra oportunidad que no desperdicio. La segunda pieza y ya nos llega por hoy.

Sigo investigando un poco la zona para otros días y ya voy de vuelta. Quiero hacer unas paradas para salir con algunas navajas y nécoras.

No es complicado pues el fondo es e unos 4m y la arena blanda. Rápidamente unas 3 docenas se van para la red y también media docena de nécoras. Ahora falta parar por el camino por un buen ribeiro.

pinto-rematando

Ya hacia el coche encuentro muchísimos cangrejos, por los que tengo curiosidad en su sabor, un día les tocará. Y un pintarroja curioso que se acerca a verme. Aunque la escena del día es un poliqueto nadando que es atacado por alevines de abadejo, rompiéndolo y comiéndolo en un abrir y cerrar de ojos. Está claro que aquí no se desperdicia nada.

Ya sólo queda limpiar el pescado y volver a casa, haciendo una parada a rehidratarse con una guinness, como no podía ser de otra forma.

Y esta semana ya vuelve el temporal. A ver cuánto tiempo nos tiene en seco esta vez.

limpiando-pinto

Aquí os dejamos el vídeo de la salida de pesca:

http://todopescagalicia.es/video/buscando-nuevos-lugares/